Parte de tranquilidad, utilidades en El Salvador en línea con lo esperado: Bancolombia

Recientemente las calificadoras de riesgo Fitch Ratings y Standard & Poor’s (S&P) le rebajaron la calificación crediticia a El Salvador desde “B-“ a “CCC-“y de “B-“ a “CCC-“, respectivamente. La rebaja en la nota del país se dio porque el Gobierno de El Salvadoreño incumplió con el pago de capital e intereses de la deuda previsional, con lo que el país incurrió en el impago de su deuda soberana.

Expertos manifestaron que esta situación genera salida de capitales del país centroamericano y un encarecimiento del endeudamiento del país, por ende, los bancos presentes en El Salvador se verían perjudicados pues se incrementaría estructuralmente el costo de fondeo, afectando sus rentabilidades.

Además, señalaron que esto podría tener un impacto en los bancos colombianos (Banco de Bogotá, Bancolombia y Davivienda) que cuentan con inversiones en ese país, pues existe el riesgo de un deterioro, afectando su rentabilidad y patrimonio. Vale la pena resaltar que Bancolombia tiene una participación importante ese país porque es dueño del 97,36% de Banco Agrícola, que cuenta con el 26,5% de la participación de mercado en cartera neta y 26,3% en depósitos en el Salvador a diciembre de 2016.

En ese sentido, Juan Carlos Mora, presidente de Bancolombia, dio un parte de tranquilidad al manifestar que Banco Agrícola es el principal banco de El Salvador, es un banco sólido y con unos indicadores sobresalientes. Agregó que “la baja de la calificación de El Salvador obedece a una situación particular, más política que está sucediendo en ese país, sobre un acuerdo que debe existir sobre el presupuesto y el pago de algunas obligaciones de los fondos de pensiones, pero en el caso particular del banco, del Banco Agrícola en El Salvador, el desempeño es un desempeño muy bueno, unos indicadores excelentes, inclusive, por ejemplo, los de cartera vencida por debajo del promedio de Grupo Bancolombia".

En lo que tiene que ver con las ganancias de Banco Agrícola, apuntó: “vamos en línea con lo que esperamos en El Salvador de utilidades”.