La bomba de tiempo en China

Gráfica 1. Elaboración propia. Datos Bloomberg y http://www.bis.org/statistics/totcredit.htm

 

¡Hola y Bienvenidos!

El 21 de septiembre estaba leyendo el newsletter de Simon Baptist del Economist Inteligence Unit (Lectura súper recomendada), en el cual hablaba sobre el crecimiento del crédito de los hogares en China y me pareció muy interesante así que decidí investigar un poco por lo que este será el tema del post de esta semana.

China: Crecimiento y Crédito

Para nadie es una sorpresa saber que China es uno de las principales economías en el mundo y gran parte de esto se lo debe a su gran expansión económica, donde el crecimiento de su Producto Interno Bruto (PIB) llegando a crecer en términos anuales a 15% en el segundo trimestre de 2007 y si bien el país asiático no paso invicto la crisis, su economía marco su nivel más bajo hasta el momento con un nada despreciable 6.4% en el primer trimestre de 2009. Este crecimiento, llevó al país a convertirse en una ficha en los mercados de commodities ya que su crecimiento fuertemente apoyado en la industria requirió una gran demanda por materias primas, afectando de paso a los países productores de las mismas.

Sin embargo, tal y como puede verse en la gráfica 1 el crecimiento en China ha reducido su ritmo, hasta mantenerse en un promedio de 6.8% para los últimos 7 trimestres, no me tomen a mal, este sigue siendo un buen ritmo comparativamente con otros países, pero si muestra una desaceleración frente a su historia.

Además, otros factor que se mueve detrás de bambalinas, es el endeudamiento de los hogares, tal y como puede verse en la gráfica y con datos tomados del Bank for Internacional Settlements (BIS) de niveles de créditos de los hogares y organizaciones sin ánimo de lucro, presenta un crecimiento constante durante los últimos 11 años, pasando de un nivel de 278 billones de dólares en el primer trimestre de 2006 a 5.050 billones en el mismo periodo de 2017, lo que representa un crecimiento del 1818%.

Crédito: ¿Bomba de Tiempo?

Un aumento del nivel de crédito de los hogares no es inherente malo o bueno, ya que su implicación depende de diferentes factores del contexto económico. El endeudamiento en los hogares, es efectivamente un motor para el crecimiento de la economía, ya que permite aumentar su consumo y, por tanto, afectar el PIB de forma positiva, sin embargo, esto tiene sentido en un contexto de expansión económica, pero se convierte en un riesgo cuando la economía empieza a contraerse.

Es decir, el aumento de deuda de los hogares en China puede convertirse en una bomba de tiempo si la economía continúa desacelerándose, ya que una reducción en el crecimiento puede llevar a reducciones en los ingresos de los hogares y finalmente al deterioro de las carteras de los bancos. ¿Hay señales de esto? La verdad es que, si vemos la gráfica 2, no se ve un crecimiento notable de las provisiones por cartera vencida desde 2010, que han representado en promedio un 8.6% del total.

Lo anterior implica que la cartera vencida ha crecido al mismo ritmo de la total, sin embargo, en caso de darse una dinámica de crecimiento mayor por parte de las provisiones sería una clara señal de que la desaceleración está afectando el nivel de pago en los hogares y podría reducir su consumo futuro y eventualmente el crecimiento.

En resumidas cuentas, el nivel del crecimiento de la deuda en China presenta una exposición al riesgo cada vez mayor al representar un porcentaje mayor del PIB, por lo que mayores niveles de deterioro podrían afectar, no solo el sistema financiero sino comprometer aún más la dinámica de crecimiento del país. Así que la cuestión para el gobierno chino no es como desactivar la bomba de tiempo sino más bien, tomar medidas para controlar su explosión.

¡Que tengan un gran resto de semana!

No olviden seguirme en twitter @RogueEconomist1

Gregorio Gandini

*Este post refleja la opinión de su autor y no debe tomarse como una recomendación de inversión

Noticias