¿Por qué nos importan los salarios en Estados Unidos?

Grafica 1. Elaboración propia. Datos Bloomberg y US Burou of labor statitistics

 

¡Hola Bienvenidos!

Hay algo que me gusta aclarar siempre que puedo y es que los mercados financieros internacionales de todo el mundo están conectados y por tal razón hechos o medidas que afecten a uno, tendrán una incidencia en los demás a través las expectativas y decisiones de los inversionistas, por lo tanto, siempre hay que tener un ojo en los mercados locales y otro en los internacionales. Uno de los mercados que combinan los datos económicos y las percepciones políticas, es el de los bonos públicos donde las decisiones de política económica tienen un peso importante en el panorama de las expectativas y uno de los principales responsables de estas decisiones en el mundo es la Reserva Federal.

Salario por hora e Inflación

En la publicación ayer de las minutas de la última reunión, se ha evidenciado de forma cada vez más clara uno de los grandes debates que ha sumido a la FED este año, si la tasa de desempleo está bajando por que la inflación no sube. Para entender mejor la lógica detrás de esta expectativa, hay que entender que se basa principalmente en el ingreso de los hogares, es decir, si el desempleo se reduce quiere decir que más gente se está empleando por lo que el ingreso de los hogares debería aumentar y por tanto su consumo lo que generaría un aumento en los precios, es decir inflación. 

Ante dicha expectativa, la FED se ha venido preparando realizando dos subidas de tasas en entre 2016 y 2017 para controlar un posible aumento en la inflación, pero dicho aumento no se da, tal y como puede en la línea de la gráfica 1 que muestra el IPC base que excluye alimentos y energía. Vale la pena aclarar que este dato podría modificarse con la publicación de mañana.

Pero si la premisa de la FED se basa en el ingreso de los hogares, vale la pena ver como esta medida de precios estructurales de la economía (IPC base) se ha comportado contra una medida de ingreso, las tasas anuales de crecimiento de los salarios por hora en el sector privado, es decir precios contra ingresos y no contra desempleo. Es interesante ver como en el gráfico de 10 años durante la crisis del 2008 y hasta 2010, la lógica se mantiene con una reducción primero en el crecimiento de los ingresos y luego en el nivel de precios, ante hogares que reducen su consumo por menor ingreso.

Pero si vemos el comportamiento que han tenido el crecimiento anual del pago por hora desde 2014 su tendencia ha comenzado a aumentar, pero no con la misma fuerza que se ha visto en la reducción de la tasa de empleo, lo que también pareciera reflejarse en la serie del PIC base que se mantiene entre 1.5% y 2.5% para el mismo periodo, cayendo inclusive en 2017. De acuerdo a lo anterior, el problema en el escenario de la FED parece ser, que, si bien se ha disminuido el desempleo, los salarios no parecen ser más altos, por lo que podría un asunto de calidad contra cantidad.

Conectados por los Bancos Centrales

Tal y como mencione al principio del post puede parecer que un dato tan pequeño como el comportamiento de los salarios en Estados Unidos no tiene ninguna relación con nuestro mercado local, la verdad es que hay un canal muy importante que los conecta y son las tasas de los bancos centrales. Piénsenlo de la siguiente manera, a la Reserva Federal (FED) en Estados Unidos le preocupa que aumente la inflación por lo que ha llevado a cabo una política de aumentos de tasas, mientras el Banco de la República en Colombia le preocupa más la desaceleración del crecimiento económico por lo que su política ha sido de reducción.

La teoría dice que si un banco sube tasa los bancos comerciales eventualmente tenderán a hacerlo, pero también es cierto que las nuevas emisiones de bonos mejoraran las tasas de sus cupones y es este efecto de comparación entre dos países que genera un flujo de capitales de inversionistas de bonos hacia los de mejores tasas, al menos en bonos de corto plazo.

Si bien los bonos del Tesoro de Estados Unidos y los TES de Colombia no compiten exactamente por la atención de los mismos inversionistas por el nivel de riesgo de los países, también es importante recordar que a septiembre de este año los fondos extranjeros son los dueños del 25.74% de los bonos de deuda pública local, por lo que siempre vale la pena analizar qué factores podrían originar una salida de esos inversionistas, ya que implicaría una venta de títulos, una caída del precio y  pérdida valor a los portafolios de otros inversionistas y afectando también el apetito del mercado local.

¡Que tengan un gran resto de semana!

No olviden seguirme en twitter @RogueEconomist1

Gregorio Gandini

 

Noticias