Viernes negro abre periodo clave para comercio estadounidense

El "Black Friday" o "viernes negro", una jornada de descuentos importada de Estados Unidos hace un lustro, abre hoy un periodo clave para el comercio, ya que enlaza con el "ciberlunes" y sirve de antesala a la campaña de Navidad y a las rebajas de enero.

El 70 % de los españoles comprará durante estos días, cuatro puntos más que el año pasado, sobre todo productos tecnológicos, ropa y juguetes, y cada consumidor gastará una media de 222 euros, un poco más que el año pasado, cuando se desembolsaron 220 euros por persona, según el Observatorio del "Black Friday" de Worten y GFK.

El 88 % de los consumidores comprará durante el "viernes negro" por los menores precios y el 47 % asegura que gastará más en estos días que durante la campaña navideña.

La movilización de los consumidores tendrá un impacto sensible en el tráfico peatonal de las ciudades.

Según un estudio elaborado por TC Group Solutions en siete ciudades de más de 300.000 habitantes, el movimiento de personas aumentará una media del 3,3 % durante estos días.

El Corte Inglés, uno de los gigantes de la distribución española, ha comenzado su periodo de descuentos con motivo del "Black Friday", que inició ayer, jueves, con un incremento de las ventas del 30 %.

El crecimiento interanual de las ventas ha superado el 60 % en apartados como juguetes y electrónica, y ha llegado al 70 % en las compras a través de internet.

Como muestran los datos de El Corte Inglés, buena parte de las compras se harán por internet. Según el Observatorio del "Black Friday", siete de cada diez internautas comprarán durante estos días.

Las ventas por internet ascenderán este año a 1.417 millones de euros entre el "viernes negro" y el "ciberlunes", un 12 % más que en el mismo periodo de 2016, según un estudio de la Asociación Española de la Economía Digital y Fintonic.

Amazon, uno de los pioneros del "Black Friday", ha ampliado este año a dos semanas la duración de su campaña de descuentos, entre el 13 y el 27 de noviembre.

No es un caso aislado. A medida que se consolida esta cita, las empresas prolongan las ofertas durante más días y se incorporan más sectores a un evento que inicialmente se limitaba a las compras de ropa y de productos tecnológicos.

Las grandes superficies, tiendas especializadas en tecnología y cadenas de moda ofrecerán descuentos durante varias jornadas.

También lanzarán ofertas fabricantes de automóviles y concesionarios, agencias de viajes, hoteles, aerolíneas, empresas de transporte, inmobiliarias, clínicas de estética, academias o entidades financieras.

El impacto del "Black Friday" será notable en el caso de las grandes superficies.

Según Anged, su patronal, las compras durante el "viernes negro" pueden suponer hasta un tercio de la facturación navideña en algunas categorías de productos.

El año pasado, sólo en noviembre, las ventas de no alimentación en las grandes superficies crecieron un 4 % respecto a la media del año durante la campaña del "Black Friday".

En el caso del pequeño comercio, se calcula que el 30 % de los establecimientos participarán estos días en la campaña de descuentos.

La Confederación Española de Comercio no espera un "viernes negro" especialmente boyante este año porque muchas tiendas se han adelantado y están aplicando descuentos para dar salida a sus existencias por el mal inicio de la campaña de otoño-invierno.

Según la asociación, la inestabilidad política y las temperaturas anormalmente altas han castigado al sector.

Se calcula que el periodo de Navidad que se abre ahora generará un millón de contratos, de los que el 31 % se convertirán en permanentes, según Asempleo, la patronal de agencias temporales de empleo.

Noticias