En semana corta, Wall Street conquista nuevos máximos

Wall Street cerró hoy una semana reducida, pero positiva, la primera con ganancias de las últimas tres semanas, con el colofón de una sesión que terminó con dos nuevos récords en sus principales indicadores.

Hoy le tocó el turno al selectivo S&P 500 y al índice compuesto del mercado Nasdaq, que terminaron con nuevas marcas históricas, aunque como ya son decenas las que han conseguido este año cada vez se van volviendo menos históricas y más rutinarias.

Sólo en el caso del Nasdaq, por ejemplo, la de hoy es el tercer récord consecutivo.

El S&P 500, sin embargo, sí hizo algo más relevante, ya que terminó hoy por primera vez por encima de los 2.600 puntos.

La jornada de hoy fue más reducida porque el mercado cerró tres horas antes de lo habitual, como es costumbre en la fecha posterior al Día de Acción de Gracias.

Aun así, aunque haya habido un día y medio menos, el Dow Jones de Industriales, el principal indicador, y el S&P 500 acumularon ambos un avance semanal del 0,9 %, mientras que el índice del Nasdaq subió un 1,6 %.

Las operaciones se realizaron con las secuelas del Día de Acción de Gracias y ante la perspectiva de que el descanso continúe este fin de semana. El ritmo total se recuperará el lunes.

Hoy la sesión estuvo marcada por el seguimiento del llamado "viernes negro", una fiesta de consumo que surgió con ese nombre a mediados de los años setenta y que está determinada por las rebajas del comercio minorista.

Volvieron a repetirse las tradicionales esperas a las puertas de los centros comerciales hasta que se abrieran las puertas, y se repitieron también en el parqué neoyorquino los avances de las principales cadenas minoristas.

Destacó el avance del 2,13 % de Macy's, una de las firmas insignias del sector y que anda los últimos años de capa caída porque cada día más le quita cuota de mercado el comercio por internet.

Los operadores, aunque trabajaron hoy poco, también están pendientes de cómo va el proceso legislativo para que se apruebe la reforma fiscal que ha prometido el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

La atención está puesta ahora en el Senado, ya que la próxima semana comenzará a debatir su propio proyecto, después del que ya pasó en la Cámara de Representantes.

Para los analistas de Wall Street, ahora comienza la hora de la verdad, ya que creen que el texto final que pueda ser consensuado entre las dos cámaras estará más cerca del documento que aprueba el Senado. 

Noticias