En 2017, Celsia transfirió a 50 municipios y 6 corporaciones autónomas más de $21.000 millones

Celsia, compañía de energía de Grupo Argos, informó que 50 municipios y 6 corporaciones autónomas regionales recibieron transferencias directas por un monto global de $21.469 millones durante 2017, como producto de la actividad de generación de energía hídrica y térmica de la empresa.

Según la empresa, estos recursos, que fueron un 7% superiores a los transferidos en 2016, corresponden a un porcentaje de las ventas brutas de energía generada en 20 plantas de la organización.

Así las cosas, a las corporaciones autónomas le fueron transferidos $11.074 millones, distribuidos de la siguiente manera: Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca $4.617 millones, Corporación Autónoma Regional del Cauca $2.918 millones, Corporación Autónoma Regional del Atlántico $1.717 millones, Corporación Autónoma Regional del Tolima $1.196 millones, Corporación Autónoma Regional de Antioquia $617 millones y a la Corporación Autónoma Regional de Santander $7 millones.

Por su parte, a los 50 municipios les fueron transferidos $10.384 millones, de los cuales los 10 municipios que recibieron más recursos fueron: Buenaventura (Valle) con $3.302 millones, Barranquilla (Atlántico) con $1.030 millones, Suárez (Cauca) con $941 millones, Morales (Cauca) $755 millones, Roncesvalles (Tolima) $580 millones, Calima – El Darién (Valle) $434 millones, Buga (Valle) $317 millones, Jericó (Antioquia) $308 millones, Prado (Tolima) $222 millones y Cajibío (Cauca) con $221 millones.

Las transferencias son recursos que las compañías generadoras deben entregar a las corporaciones regionales y municipios de acuerdo a las ventas brutas de energía por la generación propia. En el caso de las plantas hídricas corresponden al 6% de las ventas brutas de energía (3% van para las corporaciones y 3% para los municipios) y en el caso de las térmicas equivalen al 4% (2,5% van a las arcas de las corporaciones y 1,5% a los municipios).

Finalmente, es importante mencionar que las administraciones municipales y las corporaciones autónomas deben destinar al menos un 50% de estos recursos en proyectos de agua potable, saneamiento básico y mejoramiento ambiental. Solo podrán destinar hasta el 10% de estas transferencias en gastos de funcionamiento.