Fajardo, candidato presidencial que duplicó deuda de Antioquia: Bloomberg

Desde hace ya algún tiempo la palabra riesgo político ha tomado fuerza entre calificadoras de riesgo, bancos internacionales, inversionistas y en Colombia debido a las elecciones presidenciales que se llevarán a cabo el próximo 27 de mayo de este año.

Por ejemplo, hace algunos meses el equipo de analistas del banco estadounidense Morgan Stanley consideró que uno de los principales riesgos en lo que tiene que ver con Colombia es que el nivel de incertidumbre política es alto. En esa oportunidad los expertos indicaron que “los aspirantes presidenciales en las encuestas son de lados muy diferentes del espectro político”, sin embargo, agregaron: “Vemos una tendencia plana para el peso colombiano, ya que no anticipamos que las elecciones sean un cambio en las reglas de juego. Aunque es difícil de predecir, parece que los candidatos, que son de centro-derecha, no representan un riesgo en términos de estabilidad macro”.

A eso hay que sumarle que este jueves, la calificadora Fitch Ratings señaló que el riesgo político podría convertirse en una fuente clave de incertidumbre para los gobiernos latinoamericanos en 2018, aun cuando las amplias perspectivas macroeconómicas y crediticias de la región estén mejorando.

"Colombia y México enfrentan elecciones generales este año. Fitch considera que es poco probable que se produzcan cambios importantes en las políticas resultantes de las elecciones en Colombia, aunque la nueva administración enfrentará desafíos para reducir los déficits fiscales y colocar la carga de la deuda en una firme trayectoria descendente".

Debido a que ya estamos prácticamente ad portas de las elecciones presidenciales en Colombia, este jueves la agencia Bloomberg realizó una nota sobre uno de los candidatos que está sonando mucho en las encuestas, para ser más exactos, el ex gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo.

El medio destacó que en cuatro años como gobernador de Antioquia, el departamento más importante económicamente de Colombia, Fajardo duplicó con creces la carga de su deuda y aumentó su dependencia de los préstamos en moneda extranjera.

“Cuando dejó el cargo en 2015, la deuda de Antioquia se había disparado a $1,4 billones (alrededor de US$490 millones al tipo de cambio actual), de $640.000 millones cuando asumió el cargo, y sus indicadores fiscales estaban en rojo. Fitch Ratings puso a la provincia en alerta negativa por primera vez en su historia unos meses más tarde, mientras que el Departamento Nacional de Planificación recortó su clasificación de sostenibilidad fiscal”, manifestó el medio estadounidense.

Añadió que: “El rival más cercano de Fajardo en las últimas encuestas es el ex alcalde de Bogotá Gustavo Petro, un izquierdista temido por inversionistas extranjeros, que sospechan que podría reproducir el desastre económico de Venezuela en Colombia. Sin embargo, mientras Fajardo duplicaba la deuda de Antioquia, Petro redujo la de Bogotá”.

La agencia de noticias resaltó que la oficina de prensa del candidato presidencial señaló que la deuda adquirida durante la administración Fajardo fue para financiar el plan “Antioquia más educada”, el cual permitió mejorar la infraestructura educativa del departamento. Agregaron que la administración Fajardo construyó 20.000 casas y llevó electricidad a 100.000 viviendas rurales, entre otras obras. 

En su publicación Bloomberg resalta el hecho de que, en 2013, cuando un dólar valía menos de $2.000, tomó un préstamo de US$77 millones que, aunque estaba con un prestamista local, estaba denominado en moneda estadounidense. Esto aprovechó las menores tasas de interés sobre la deuda en dólares, pero aumentó la exposición de Antioquia al riesgo cambiario.

Finalmente, también destacó que pidió prestado US$70 millones de la agencia de desarrollo de Francia el año siguiente, justo cuando el peso comenzaba su gran ola de ventas. Esas decisiones volvieron a afectarlo cuando la divisa perdió más de un tercio de su valor en la caída del precio del petróleo en 2014-2015, lo que provocó que el costo del servicio de la deuda se elevara en términos de moneda local.