Para 2019, BanRep estima un precio promedio del petróleo Brent de US$63 por barril: Minutas

 

 

Según las actas de la primera reunión de política monetaria del año en la que el Banco de la República decidió mantener estables sus tasas de interés en el 4,25%, se observa que el equipo técnico del Emisor proyecta que el crecimiento de la economía colombiana para este año sería de 3,4%, Sin embargo, la Junta Directiva consideró que la ley de financiamiento ayudará a la reactivación a través de los mayores niveles de inversión, por lo que el crecimiento económico en 2019 estará cercano al 3,5%.

“La economía colombiana seguiría gozando de acceso al financiamiento internacional, aunque éste se daría en un contexto de alta incertidumbre y con marcados riesgos bajistas. Se considera que los cambios de la Ley de Financiamiento suponen un impacto positivo en materia de inversión que impulsarían el crecimiento y compensarían en parte las menores perspectivas en el contexto externo”, señala el documento.

Para 2018, el BanRep mantuvo su proyección de crecimiento económico del país en 2,6%, dato que será revelado el próximo 28 de febrero por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE). 

Según las minutas, teniendo en cuenta la menor demanda global y que la fortaleza de la producción mundial de petróleo redujeron el precio proyectado para 2019, el Emisor estima un precio promedio del petróleo Brent en US$63 por barril. 

De otro lado, en términos de inflación, la minutas señalan que las expectativas se mantienen por encima de la meta del Emisor (3,0%), sin embargo,

La junta expresó su confianza en que la inflación se ubicará nuevamente en niveles cercanos a la meta y por debajo de las expectativas de inflación de los agentes de mercado (3,5%). 

Los miembros de la Junta destacaron en su primera reunión del año el buen comportamiento de la inflación a fines de 2018, especialmente de los indicadores de inflación básica. 

“Aunque existen algunos riesgos asociados al aumento del salario mínimo y al comportamiento de algunos rubros de precios, estos últimos son limitados e incluso se han tornado más débiles, especialmente por la expectativa de un fenómeno El Niño de baja intensidad y los impactos reducidos que ha tenido hasta ahora la devaluación sobre los precios al consumidor de productos transables”. 

En materia de actividad productiva, los miembros de la Junta Directiva consideraron que la reactivación sigue en curso, aunque a un ritmo todavía algo débil. Destacaron en particular el aumento de la inversión, los varios meses de crecimiento de la producción industrial, los aumentos de ventas al por menor y las mejores expectativas de los consumidores. 

En relación con la pasada reunión de la Junta, la liquidez internacional ha tendido de nuevo a mejorar, ha habido un cambio en la postura monetaria de la Reserva Federal de los Estados Unidos hacia un ritmo más moderado de aumento de sus tasas de interés, el precio de petróleo se ha recuperado parcialmente y la reactivación de la economía latinoamericana impulsará la demanda por exportaciones manufactureras y la actividad turística del país. En contraste con estas tendencias positivas, las proyecciones de crecimiento económico de los países europeos y China se han debilitado y no hay todavía señales de freno a la guerra comercial entre Estados Unidos y China. En todo caso, varios miembros expresaron preocupación por el aumento esperado del déficit en cuenta corriente durante el presente año, aunque todos manifestaron la confianza en que no enfrentará problemas de financiamiento e incluso que será cubierto en su mayoría por inversión extranjera directa.

En el contexto de inflación muy cercana a la meta, una reactivación en curso pero lenta y un ambiente internacional que ha mejorado pero mantiene muchas incertidumbres, decidieron por unanimidad mantener la tasa de interés de referencia en 4,25%, un nivel que consideran moderadamente expansionista.

 

Noticias