Fitch Ratings mantiene perspectiva positiva para sector de construcción y materiales en Colombia

Fitch Ratings mantiene una Perspectiva Positiva para el sector de construcción y materiales de construcción en Colombia, soportada en el inicio de proyectos de infraestructura 4G y obras de gobiernos locales. A su vez, condiciones más favorables de tasas de interés y los diversos programas de subsidios otorgados por el gobierno para la adquisición de viviendas favorecen al sector edificador. 

Aunque este segmento se contrajo 7,1% durante el primer trimestre de 2017 (1T17), Fitch considera que su comportamiento sigue siendo positivo, al tomar en cuenta el nivel elevado de actividad alcanzado en 2016 (6%).

La agencia considera que el sector edificador de viviendas mantendrá un crecimiento moderado a partir del segundo semestre de 2017, favorecido por presiones inflacionarias menores y el recorte de las tasas de interés. 

El otorgamiento de 15.000 nuevos subsidios anunciado por el Gobierno y su extensión al segmento No VIS (VIS, vivienda de interés social) deberán brindar un estímulo adicional al sector edificador. En efecto, el otorgamiento de licencias para construcción de viviendas para el 1T17 creció 7%.

Fitch espera que el segmento de infraestructura se dinamice aún más, dado el inicio de la fase de construcción de varios proyectos 4G y obras de gobiernos locales. Para 2017, la Agencia Nacional de
Infraestructura espera inversiones de capital de COP2,9 billones para ocho de los 29 proyectos 4G adjudicados. El producto interno bruto (PIB) de obras de ingeniería civil creció 3,5% en el 1T17, pese a los retrasos de varios proyectos.

La agencia espera un desapalancamiento de Cementos Argos a niveles cónsonos con su actual categoría de calificación, a partir de la incorporación del EBITDA de la reciente adquisición de la
planta de Martinsburg en Estados Unidos. Odinsa enfrenta el reto de fondear aportes de capital por aproximadamente COP600.000 millones entre 2017 y 2019 sin debilitar su perfil crediticio. 

Fitch considera el apalancamiento prospectivo de la compañía como alto y espera que la fuente principal de repago provenga de las actividades de construcción y de dividendos de concesiones locales.

Fitch estima que posibles bajas en la calificación de compañías del sector estarían probablemente más vinculadas a inversiones de capital y adquisiciones financiadas con deuda, que a un debilitamiento de la actividad económica, debido al margen de apalancamiento limitado para absorber montos importantes de deuda adicional.