Mientras el mundo ve como cae en picada, Venezuela afirma ser buena paga

En medio de un aluvión de recortes a la calificación de Venezuela, a tal punto de declararla en default, el país suramericano tiene espacio para presumir de su solvencia al señalar que ya empezó a abonar nuevos intereses de su deuda externa. 

"Tanto es el aval pagador de Venezuela que solamente la semana pasada por concepto de intereses de deuda de Petróleos de Venezuela (PDVSA) cancelábamos más de 2.000 millones de dólares. Y hoy se ha iniciado el pago de los intereses del servicio de la deuda externa de Venezuela" afirmó el ministro de Información Jorge Rodríguez. 

Así las cosas, la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) realizó en los últimos días pese a algunos retrasos dos pagos de aproximadamente US$2.000 millones por el vencimiento de dos de sus bonos. 

El ministro que realizó estas declaraciones después de un Consejo de Ministros, se felicitó también por la importancia de la reunión llevada a cabo el pasado lunes en Caracas con algunos de los tenedores de deuda del país suramericano que fueron convocados por el Gobierno para buscar una renegociación que permita a Venezuela continuar cumpliendo. 

"Ayer se inició la refinanciación de la deuda externa de Venezuela, de manera coordinada, de manera clara y de manera amplia estamos venciendo el cerco que intentó la Administración Trump", dijo Rodríguez.

Según explicaron fuentes a Efe cercanas a los tenedores de bonos venezolanos, la reunión de ayer duró menos de media hora y transcurrió sin que los emisarios del presidente Nicolás Maduro presentaran ninguna propuesta para la refinanciación de la deuda que solicita.

"Estamos refinanciando la deuda externa, somos buenos pagadores a pesar de lo que digan Ricardo Hausmann (economista venezolano de Harvard), las agencia de medición de riesgo, Julio Borges (opositor y presidente del Parlamento), la OFAC, el Departamento del Tesoro, la UE y Donald Trump. Nos tienen sin cuidado", agregó Rodríguez.