Para garantizar el mínimo de calidad, Electricaribe necesitaría inversiones de por lo menos $264.000 millones anuales

El Superintendente de Servicios Públicos, José Miguel Mendoza, expresó que según un estudio elaborado por expertos de la entidad, para que Electricaribe pueda prestar el servicio bajo las condiciones establecidas por la Comisión de Regulación de Energía y Gas, CREG, debe cumplir con un mínimo de inversiones anuales de $264 mil millones.

"Con esa suma, podría garantizarse un mínimo de calidad para cumplir con los topes exigidos por la Comisión de Regulación de Energía y Gas", señaló el funcionario.

Añadió que una vez "obtenida esa cifra hipotética simulada, nos dimos a la tarea de revisar los flujos de caja futuros de Electricaribe para saber si la compañía generaría suficientes recursos para cumplir con un plan de inversiones de esta magnitud, que le permitiera prestar el servicio de energía con la calidad que exige la ley colombiana. La respuesta fue un no, un rotundo no. Electricaribe no iba a generar suficientes recursos para hacer inversiones que le permitieran prestar un servicio acorde con las exigencias de la CREG".

Adicionalmente indicó que si a Electricaribe la hubieran sacado del proceso de intervención, que actualmente está en curso por parte de la entidad, la empresa acumularía un déficit de caja de 1,3 billones de pesos en a penas tres años  y, que si la hubieran sometido a un proceso de reestructuración o un proceso de intervención para administrar, el déficit se reduciría, sin embargo, habría seguido siendo significativo y alcanzaría los 632 mil millones en 3 años. "Debido a esto tomamos la decisión de que Electricaribe tenía que ser liquidada. Insisto, la liquidación se produjo porque Electicaribe  no podía seguir cumpliendo con su objeto social en los términos que exige la ley colombiana", concluyó.