Por reforma tributaria y factores macroeconómicos, Tecnoglass reportó menores ingresos en Colombia en tercer trimestre

Tecnoglass dio a conocer los resultados financieros correspondientes al tercer trimestre de este año. Durante ese período los ingresos de la compañía totalizaron US$83,4 millones, lo que representó un incremento de 2,9% con respecto al tercer trimestre del año pasado, cuando sus ingresos sumaron US$81,1 millones.

La empresa dedicada a la manufactura de “los ingresos provenientes de los Estados Unidos crecieron 33,8% a US$68,1 millones, comparados con US$50,9 millones en el trimestre del año anterior, principalmente debido a la adquisición de GM&P y a ventas del negocio orgánico de manufactura. La Compañía estima que el impacto del huracán Irma fue desfavorable en sus ingresos en aproximadamente US$2 millones en el tercer trimestre de 2017".

Sin embargo, y a pesar del sustancial crecimieto en los ingresos en el mercado estadounidense, reveló que los ingresos en Colombia, de los cuales la mayoría están representados por contratos a largo plazo fijados en pesos colombianos, fueron de US$13,3 millones en moneda local, lo que significó una caída de alrededor de un 50%, en comparación con los US$26,5 millones registrados en el mismo trimestre del año anterior. "La disminución se debió principalmente a la continuación en el retraso de la actividad relacionada principalmente a factores macroeconómicos, a la reforma tributaria, que entró en efecto a inicio del 2017, y a una desaceleración en la construcción comercial, en parte asociada a varios trimestres de tasas de interés elevadas, las cuales ahora se han normalizado, permitiendo un resurgimiento en actividades de cotización”, resaltó Tecnoglass.

De otro lado, y en lo que tiene que ver con la utilidad neta señaló que fue de US$6,9 millones, esto, frente a una pérdida neta de US$8,8 millones en el mismo trimestre del año pasado. El EBITDA ajustado fue de US$17,6 millones, en comparación con US$18,9 millones en el trimestre del año anterior, atribuible principalmente a una menor utilidad bruta compensada parcialmente por un apalancamiento en los gastos operativos.