S&P revisó al alza tendencia de evaluación de riesgo de industria bancaria colombiana

 

Tras una reciente revisión del Análisis de Riesgos de la Industria Bancaria por País (BICRA, por sus siglas en inglés) para Colombia, S&P Global Ratings revisó su tendencia de riesgo de la industria a positiva desde estable.

"La materialización potencial de la tendencia positiva, que podría dar como resultado una evaluación más fuerte del riesgo de la industria, no cambiaría la clasificación de grupo del BICRA de Colombia ni su ancla (que actualmente es 'bb+'). Además, la revisión de la tendencia no tiene un impacto sobre la calificación de los bancos colombianos" señala el informe.

"La revisión de la tendencia de riesgo de la industria refleja la mejora en la regulación bancaria de Colombia que ampliaría la capacidad de supervisión. La revisión también refleja la mayor capacidad potencial del regulador para identificar problemas en etapas tempranas, asegurándose de que los bancos tomen acciones correctivas. En nuestra opinión, esto podría fortalecer el marco institucional en términos de historial regulatorio. Una vez que tengamos mayor claridad sobre los planes de implementación de Basilea III, junto con la finalización de las regulaciones para la supervisión de los conglomerados financieros y para los créditos reestructurados, podríamos reevaluar el marco institucional de Colombia a una categoría más fuerte" agrega.

"Las sanas dinámicas competitivas en el sistema bancario colombiano con apetito al riesgo moderado y ausencia de distorsiones de mercado respaldan actualmente el riesgo de la industria. La mejora en el marco regulatorio --incluida la recientemente aprobada 'ley de conglomerados', la introducción de reglas estandarizadas de reestructuración de créditos, y la adopción esperada de las reglas de capitalización de Basilea III-- mejorará la capacidad de la autoridad bancaria de Colombia para resolver problemas en sus etapas iniciales, asegurándose de que los bancos tomen acciones correctivas. (La 'ley de conglomerados' permite una supervisión total a nivel de la controladora, mientras que las nuevas reglas de reestructuración de créditos incrementan la transparencia y permiten una vigilancia más fuerte del riesgo de crédito)" afirma.

"Sin embargo, el sistema financiero de Colombia sigue siendo dependiendo ampliamente del fondeo mayorista, el cual consideramos menos estable durante épocas de dificultades económicas y de mercado. Esto se debe a la baja participación (cerca de 25%) de depósitos minoristas en los depósitos totales de los bancos comerciales. Sin embargo, el mercado local de deuda y capitales ha mitigado esta debilidad dado que ha probado ser moderadamente amplio y profundo, lo que permite que entidades--tanto en grado de inversión como especulativas--tengan acceso a recursos con vencimientos de mediano a largo plazo. En nuestra opinión la capitalización se mantiene como el principal desafío regulatorio para las instituciones financieras de Colombia, pero la potencial implementación de las reglas de capitalización de Basilea III podría eliminar este riesgo" puntualiza.

Noticias

Julio, mes de precios récord para el cacao, según