asia

Foto: Pixabay

El Banco de Japón (BoJ) decidió mantener su política monetaria al término hoy de su reunión mensual para hacer un seguimiento de los efectos de sus recién introducidos ajustes con los que busca lograr su esquiva meta inflacionaria del 2 %.

Según reveló EFE la junta de política monetaria del banco central nipón decidió por mayoría de 7-2 mantener la tasa negativa del -0,1 % en los tipos de interés a corto y medio plazo y una tasa de referencia a largo plazo de en torno al 0 %, y se reafirmó en su propósito de mantenerlas en niveles bajos "por un período prolongado de tiempo".

La entidad también mantuvo sin cambios su programa de compra de activos de riesgo, en el que decidió por mayoría seguir comprando bonos estatales por valor de unos 80 billones de yenes (unos 610.000 millones de euros) al año para mantener el rendimiento del bono japonés a 10 años (principal referente de los tipos a largo plazo).

El BoJ decidió además por unanimidad seguir adquiriendo fondos cotizados e inmobiliarios para que su cartera engorde al año unos 6 billones y 90.000 millones de yenes (45.700 y 686 millones de euros) e incrementando el valor de su portafolio en bonos corporativos a corto y largo plazo a un ritmo anual de 2,2 y 3,2 billones de yenes (16.800 y 24.400 millones de euros).

El banco central japonés mantuvo su evaluación de que la economía de Japón se está expandiendo "moderadamente" gracias a un aumento de las exportaciones y la inversión corporativa, así como un incremento del consumo privado, que espera que estimule una subida "gradual" de los precios hacia su meta del 2 %, explicó en un comunicado.

"Las potentes medidas de flexibilización monetaria actuales siguen siendo necesarias para alcanzar nuestro objetivo de estabilizar los precios" en dicho rango, defendió por su parte el gobernador del BoJ, Haruhiko Kuroda, en una rueda de prensa recogida por la agencia local de noticias Kyodo.

Type Content Subcategory: 
Noticia Canal: 
Banco de Japón decide mantener política monetaria

 

La Bolsa de Tokio cerró hoy con una subida que permitió al índice Nikkei alcanzar el mejor registro de los últimos ocho meses, sin aparentes efectos según señala EFE, a la nueva escalada en las tensiones comerciales entre EEUU y China.

El índice de referencia Nikkei subió 251,98 puntos, un 1,08 %, hasta situarse en 23.672,52 enteros, mientras que el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, ganó 25,78 puntos, un 1,46 %, hasta 1.785,66 unidades.

El parqué tokiota se mantuvo en terreno positivo desde el inicio de la sesión, ya que la guerra arancelaria entre EEUU y China que se ha intensificado en los últimos dos días no parece haber hecho impacto hoy en el ánimo de los operadores.

Este lunes EEUU impuso nuevos aranceles a importaciones chinas por valor de 200.000 millones de dólares y el martes China respondió con gravámenes a bienes estadounidenses por 60.000 millones de dólares.

Sin embargo, quienes en Tokio habían anticipado estos nuevos pasos dentro de la guerra comercial entre los dos países, hoy se convirtieron en compradores en el parqué nipón.

Asimismo, las expectativas de que el primer ministro nipón, Shinzo Abe, gane las elecciones internas del Partido Liberal Demócrata (PLD) han supuesto un alivio en el mercado.

Las empresas con negocios en China se vieron beneficiadas, como el fabricante de sistemas automatizados Omron y el de robots industriales Yaskawa Electric, que se elevaron un 4,5 por ciento y un 5,6 por ciento, respectivamente.

En la primera sección, que reúne a las empresas de mayor capitalización del mercado, 1.775 valores avanzaron frente a 279 que retrocedieron, mientras que 54 terminaron el día sin cambios.

El volumen de negocio ascendió a 2,97 billones de yenes (22.593 millones de euros), frente a los 2,95 billones de yenes (22.540 millones de euros) de la víspera.

Type Content Subcategory: 
Noticia Canal: 
Pese a tensiones comerciales mercado accionario tokiota registra ganancias

Foto: Pixabay

Este martes, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump acusó a China de querer interferir en las elecciones legislativas al atacar a granjeros y trabajadores estadounidenses en la guerra comercial por la que atraviesan ambas potencias. 

Según información revelada por AFP, las acusaciones de interferencia electoral se sumaron a un panorama ya marcado tras el anuncio de que Estados Unidos impondrá nuevos aranceles a las importaciones desde China por US$200.000 millones, a los que Pekín respondió hoy con US$60.000 millones anuales. 

El mandatario estadounidense cree que el país asiático está llevando las represalias al terreno político.

Este tema se pone más sensible después de que la potencia del Norte acusara a Rusia de interferir en las elecciones en las que Trump resultó vencedor. 

"China ha declarado abiertamente que están tratando activamente de impactar y de cambiar nuestras elecciones atacando a nuestros agricultores y trabajadores industriales por su lealtad a mí" afirmó el presidente estadounidense a través de su cuenta en Twitter. 

"China ha estado aprovechándose de Estados Unidos en materia comercial durante muchos años. Ellos también saben que yo soy quien sabe como detener esto" añadió. 

A su vez, el presidente de Estados Unidos no dudo en lanzar una nueva advertencia, al afirmar que "va a haber una retaliación inmensa y rápida contra China si nuestros agricultores, rancheros y/o trabajadores industriales son golpeados". 

Type Content Subcategory: 
Noticia Canal: 
Trump acusa a China de querer interferir en elecciones legislativas al atacar a granjeros y trabajadores estadounidenses

Foto: Pixabay

China dio a conocer este martes que no tiene otra opción más que tomar represalias contra las nuevas tarifas comerciales de Estados Unidos, lo que aumenta el riesgo de que el presidente estadounidense, Donald Trump, pueda pronto imponer aranceles sobre prácticamente todos los productos chinos que compra la nación norteamericana.

Swgún señala ElFinanciero los gravámenes del Gobierno de Xi Jinping contra productos chinos serán por 60 mil millones de dólares y tendrá un rango de aumento entre el 5 y el 10 por ciento.

Los nuevos aranceles chinos entrarán en vigor en el primer minuto del 24 de septiembre.

La declaración del Ministerio de Comercio chino se produjo horas después de que Trump anunciara que estaba imponiendo aranceles del 10 por ciento sobre importaciones de China por un valor de 200 mil millones de dólares y amenazó con aranceles sobre otros 267 mil millones de dólares si China respondía contra las acciones estadounidenses.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Geng Shuang, comentó en una conferencia de prensa que los pasos de Estados Unidos han traído "nueva incertidumbre" a las conversaciones entre los dos países.

"China siempre ha enfatizado que la única forma correcta de resolver el problema comercial chino-estadounidense es a través de conversaciones y consultas celebradas sobre una base igual, sincera y mutuamente respetuosa. Pero en este momento, Estados Unidos no da la impresión de sinceridad o buena voluntad ", agregó.

Geng dijo que no haría ningún comentario sobre "hipotéticas", como qué medidas podría considerar Beijing aparte de los aranceles a los productos estadounidenses, y puntualizó que sólo se darían a conocer los detalles en el momento apropiado.

Más tarde, el Ministerio de Comercio de China presentó una queja ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) tras la decisión de Estados Unidos de imponer aranceles adicionales a las importaciones de bienes chinos.

Trump advirtió el lunes que si China toma medidas de represalia contra los agricultores o las industrias estadounidenses, "inmediatamente buscaremos la tercera fase, que consiste en aranceles sobre aproximadamente 267 mil millones de dólares de importaciones adicionales".

Los últimos gravámenes de EU dejaron fuera a los relojes de Apple y Fitbit y otros productos de consumo, como asientos de automóvil para bebés. Pero si la administración promulga las tarifas adicionales, absorbería todas las importaciones estadounidenses restantes de China y los productos de Apple como el iPhone y sus competidores probablemente no se salvarían.

El mes pasado, China reveló una lista propuesta de aranceles sobre 60 mil millones de de dólares bienes estadounidenses que van desde el gas natural licuado hasta ciertos tipos de aviones, en caso de que Washington active las tarifas en su lista de 200 mil millones de dólares.

China está revisando los planes para enviar una delegación a Washington para nuevas conversaciones a la luz de la acción de EU, informó este martes el South China Morning Post, citando una fuente del Gobierno en Beijing.

El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, explicó más temprano que le corresponde a Beijing decidir los términos de cualquier próxima negociación.

"Lo que proponemos es tener negociaciones constructivas con China para resolver problemas fundamentales. Así que el tema de si o cuándo sostendremos una discusión, crucialmente, depende de ellos", señaló.

La recolección de aranceles en la largamente esperada lista de Estados Unidos comenzará el 24 de septiembre, pero la tasa aumentará al 25 por ciento para fines de 2018, lo que permitirá a las empresas estadounidenses ajustar su cadena de suministro a países alternativos.

Hasta el momento, Estados Unidos ha impuesto aranceles sobre productos chinos por valor de 50 mil millones de dólares para presionar a Beijing a que reduzca su enorme superávit comercial bilateral y haga cambios radicales en su comercio, transferencia de tecnología y políticas de subsidios industriales de alta tecnología.

China ha respondido en especie, pero algunos analistas y empresas estadounidenses temen que pueda recurrir a otras medidas, como presionar a las compañías estadounidenses que operan en el país asiático

Un alto funcionario del mercado de valores chino dijo que las acciones comerciales de Estados Unidos no funcionarán dado que China cuenta con amplias herramientas de política fiscal y monetaria para hacer frente al impacto. El gobierno ya ha estado aumentando el gasto en infraestructura.

"El presidente Trump es un hombre de negocios duro y trata de presionar a China para que pueda obtener concesiones de nuestras negociaciones. Creo que ese tipo de táctica no va a funcionar con China ", informó Fang Xinghai, vicepresidente del regulador de valores de China, en una conferencia en la ciudad portuaria de Tianjin.

Nueva negociaciones en duda
La última escalada de los aranceles a Trump sobre China se produce después de que varias rondas de conversaciones no produjeron ningún progreso. El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, invitó la semana pasada a altos funcionarios chinos a nuevas discusiones, pero hasta ahora no se ha programado nada.

"Hemos sido muy claros sobre el tipo de cambios que deben hacerse, y le hemos dado a China todas las oportunidades para tratarnos de manera más justa", dio a conocer Trump en un comunicado. "Pero, hasta ahora, China no ha querido cambiar sus prácticas".

Fang declaró ante el foro de Tianjin que espera que las dos partes puedan sentarse y hablar, pero agregó que la última movida estadounidense ha "envenenado" la atmósfera.

Un alto funcionario de la administración Trump mencionó a los periodistas que Estados Unidos estaba abierto a nuevas conversaciones con Beijing, pero no ofreció detalles inmediatos sobre cuándo podrían ocurrir.

"Este no es un esfuerzo para restringir a China, pero este es un esfuerzo para trabajar con Beijing y decir, 'es hora de que abordemos estas prácticas comerciales desleales que hemos identificado que otros han identificado y que han perjudicado a todo el sistema comercial'", dijo el oficial.

Hasta el momento, China ha impuesto o propuesto aranceles sobre 110 mil millones de dólares de bienes estadounidenses, que representan la mayoría de sus importaciones de productos estadounidenses.

"Las tensiones en el sistema económico mundial se han manifestado en la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que ahora está trastornando gravemente las cadenas de suministro mundiales", informó en un comunicado la Cámara de Comercio de la Unión Europea en China.
 

Type Content Subcategory: 
Noticia Canal: 
China no tiene otra opción más que tomar represalias contra aranceles de Estados Unidos

 

Foto: Pixabay

La mayoría de los principales mercados bursátiles del Sudeste Asiático cerraron hoy con pérdidas en respuesta, principalmente según EFE, a los nuevos aranceles por valor de 200.000 millones de dólares que Estados Unidos ha impuesto a las importaciones chinas.

Bangkok y Ho Chi Minh fueron las únicas plazas que no siguieron la corriente general y acabaron en terreno positivo.

En Filipinas, la Bolsa de Manila descendió 127,22 puntos, el 1,72 por ciento, y el selectivo PSEi se situó en 7.286,34 enteros.

En Singapur, la Bolsa bajó 2,06 unidaes, el 0,07 por ciento, y el indicador compuesto Straits Times cerró en 3.139,34.

En Indonesia, la Bolsa de Yakarta perdió 12,47 enteros, el 0,21 por ciento, y el índice JCI concluyó en 5.811,79.

En Malasia, la Bolsa de Kuala Lumpur cedió 10,82 puntos, el 0,60 por ciento, y el selectivo KLCI cerró en 1.792,94 unidades.

En Tailandia, la Bolsa de Bangkok ganó 26,03 enteros, el 1,51 por ciento, y dejó el índice SET en 1.744,42.

En Vietnam, la Bolsa de Ho Chi Minh subió 5,88 puntos o el 0,60 por ciento y el índice VN acabó la sesión en 993,49 enteros.

Type Content Subcategory: 
Noticia Canal: 
Por aranceles, mercado accionario asiático continúa en terreno negativo

Foto: Pixabay

Este lunes, según información revelada por CNBC, el presidente Donald Trump impondrá aranceles del 10% sobre importaciones chinas por US$ 200.000 millones, y esos aranceles subirán al 25% a fines de año.

La acción, anunciada intensifica un conflicto comercial entre las dos economías más grandes del mundo. China ya amenazó con tomar represalias contra nuevas barreras comerciales.

La Casa Blanca retiró unos 300 productos de una lista previamente propuesta de productos afectados, incluidos relojes inteligentes, algunos productos químicos y otros productos como cascos de bicicleta y sillas altas.

La acción solo aumentará las tensiones entre Washington y Beijing. El presidente busca un nuevo acuerdo comercial en medio de quejas sobre el supuesto robo de propiedad intelectual por parte de compañías chinas y preocupaciones sobre el déficit comercial de Estados Unidos con China. Las dos partes no lograron llegar a un acuerdo para resolver las preocupaciones de la Casa Blanca sobre las prácticas comerciales de China a pesar de una serie de conversaciones.

"Les hemos dado una oportunidad tras otra tras otra. En este punto, se han mantenido obstinados", dijo un alto funcionario de la administración, que no quiso ser identificado.

El presidente ha defendido sus movimientos arancelarios, a pesar de las crecientes críticas de los legisladores republicanos y el posible daño político . El lunes por la mañana, tuiteó: "Los aranceles han puesto a los EE. UU. En una posición negociadora muy fuerte, con miles de millones de dólares y empleos fluyendo hacia nuestro país, y sin embargo, los aumentos de costos han sido casi imperceptibles. nos trata, ¡serán 'Arancelados'! "

Type Content Subcategory: 
Noticia Canal: 
Confirmado, Estados Unidos impondrá aranceles a productos chinos por US$200.000 millones

La Bolsa de Hong Kong retrocedió hoy un 1,3 % junto con los mercados chinos después de conocerse que el Gobierno de Estados Unidos podría activar esta semana nuevos aranceles a productos chinos por valor de 200.000 millones de dólares.

El anuncio volvió a tensar las bolsas de la zona, y Hong Kong perdió 353 puntos castigada de nuevo por las tecnológicas y las financieras.

El índice Hang Seng cerró en 26.932,85 unidades, mientras que el índice de empresas de China bajó un 1,07 % hasta los 10.462,09 puntos.

El HSBC cedió un 0,52 %, mientras que en la parte continental Bank of China cayó un 0,59 %; China Construction Bank, un 1,51 %, y el mayor banco mundial por cotización de mercado, el ICBC, un 1,28 %.

El gigante tecnológico Tencent se desplomó el 3,27 % y la tecnológica AAC Tech lideró los descensos porcentuales con una bajada del 5,89 %.

En el sector energético, la principal refinería de China, Sinopec, ganó un 0,27 %, y PetroChina, el mayor productor de petróleo y gas del país, sumó un 0,5 %, pero CNOOC perdió un 0,82 %.

Sun Hung Kai, uno de los mayores promotores de Hong Kong por valor de mercado, perdió un 0,85 %; CKH Holdings, un 0,11 %, y Henderson Land un 1,6 %.

China Mobile, el mayor operador de redes de telecomunicaciones en China, cedió un 1,11 % y China Unicom, un 1,89 %.

La sesión cerró con un volumen de negocios de 64.450 millones de dólares de Hong Kong (unos 8.212 millones de dólares, cerca de 7.047 millones de euros).

Los subíndices acabaron en rojo, el de comercio e industria cayó el 1,88 %), el financiero (0,94 %), el de servicios (0,83 %) y el inmobiliario (1,09 %).

A su vez, según también señala EFE, el indicador Kospi del mercado surcoreano cerró con un descenso de 15,24 puntos, un 0,66 %, hasta situarse en 2.303,01 unidades.

El índice de valores tecnológicos Kosdaq retrocedió 6,03 puntos, un 0,72 %, hasta 828,88 enteros.

Por su parte, la Bolsa de Seúl, que acabó hoy con un retroceso del 0,66 % en su principal indicador.

El Kospi terminó con un descenso de 15,24 puntos, hasta 2.303,01 unidades, mientras que el índice de valores tecnológicos Kosdaq bajó 6,03 puntos o un 0,72 %, hasta 828,88 enteros.

La Bolsa de Shanghái cerró hoy con pérdidas del 1,11 %, equivalente a 29,85 puntos, para terminar la jornada en 2.651,79 enteros.

El otro mercado de valores de la parte continental de China, la Bolsa de Shenzhen, terminó también con una caída del 1,41 %, un total de 114,54 puntos, hasta situarse en 7.999,35 unidades.

Por su parte, Bolsa de Tokio no operó hoy por ser día festivo en Japón.

Type Content Subcategory: 
Noticia Canal: 
Por posible imposición de nuevos aranceles, mercado accionario asiático inicia semana con tendencia negativa

Foto: Pixabay

Según información revelada por Reuters, el presidente de Estados Unidos Donald Trump ordenó a sus asesores aplicar aranceles a más productos chinos por US$200.000 millones, reportó una fuente conocedora del tema, pese a los intentos del secretario del Tesoro por reanudar las charlas con Pekín para resolver la guerra comercial.

El reporte se da exactamente una semana después de que Trump planteara la posibilidad de cobrar aranceles a productos chinos por US$200.000 millones y con aplicar gravámenes a bienes del país asiático por US$267.000 millones más.

Estados Unidos ya aplica actualmente aranceles sobre productos chinos por US$50.000 millones.

Type Content Subcategory: 
Noticia Canal: 
Presidente Trump ya habría ordenado aplicar aranceles a productos chinos por US$200.000 millones 

Foto: Pixabay 

China reportó el viernes una producción industrial y unas ventas minoristas que superaron las previsiones, pero un índice clave de inversión cayó a un mínimo histórico, lo que subraya los desafíos que enfrenta Pekín mientras busca apoyar a la economía de cara a una guerra comercial con Estados Unidos.

Según Reuters, los datos, junto con unas lecturas más débiles sobre el comercio y el aumento del crédito reportadas previamente, refuerzan las opiniones de que la segunda economía más grande del mundo se está enfriando, pero que aún no está en riesgo de una fuerte desaceleración.

La producción industrial creció un 6,1 por ciento interanual en agosto, dijo la Oficina Nacional de Estadísticas, un poco más de lo que esperaban los analistas y levemente mejor que en julio.

Pero la producción de bienes clave, incluidos los vehículos motorizados y el equipo de transporte, cayó en la práctica. La manufactura de automóviles apenas creció, mientras que la producción de acero crudo se incrementó en apenas un tercio del ritmo del mes anterior.

Las ventas minoristas subieron un 9 por ciento interanual. Los analistas esperaban una ganancia de un 8,8 por ciento, sin cambios desde julio.

El crecimiento de la inversión en activos fijos se desaceleró a un 5,3 por ciento entre enero y agosto respecto al mismo lapso del año anterior, lastrado nuevamente por un crecimiento ralentizado de la infraestructura. Analistas consultados por Reuters esperaban un incremento de un 5,5 por ciento, en línea con el mínimo previo anunciado el mes pasado.

“Los datos de actividad y gasto de agosto fueron heterogéneos. Sin embargo, en general no hacen cambiar nuestra opinión de que el crecimiento se mantiene en una trayectoria descendente”, dijo Capital Economics en una nota, agregando que su propio indicador sugirió que la producción industrial fue mucho más débil que los datos oficiales.

La inversión en activos fijos del sector privado aumentó un 8,7 por ciento en enero-agosto, en comparación con una subida de un 8,8 por ciento en los primeros siete meses del año. La inversión privada representa aproximadamente el 60 por ciento de la inversión total en China.

El crecimiento del gasto en infraestructura, un poderoso impulsor económico el año pasado, se ralentizó a un 4,2 por ciento en los primeros ocho meses del año, en comparación con un aumento de un 5,7 por ciento en enero-julio.

Type Content Subcategory: 
Noticia Canal: 
Producción industrial y ventas minoristas chinas superan previsiones

Este viernes el mercado accionario asiático ha cerrado en terreno mixto, según señala Bolsamania ante las persistentes tensiones arancelarias entre China y Estados Unidos que siguen atenazando al mercado.

El índice Nikkei 225 ha cerrado con unas ganancias de 0,77%, mientras que el Kospi surcoreano lo ha hecho con unas subidas del 1,18%.

En Australia, el ASX 200 ha cerrado en el +0,59%, impulsado por su sector financiero. Por su parte, en la China continental el índice Hang Seng de Hong Kong ha extendido sus ganancias del jueves cerrando 0,81% arriba. Sin embargo, la otra cara de la moneda han sido los compuestos de Shanghai y Shenzhen, con pérdidas del 0,13% y el 0,47%, respectivamente.

La atención de los inversores se ha centrado este viernes en las palabras de Trump, que afirmó a través de su perfil de Twitter que Washington "no está bajo presión para llegar a un acuerdo con China, ellos lo están para llegar a un acuerdo con nosotros". Además, recordó que "EEUU pronto recibirá miles de millones en aranceles y fabricará sus productos en casa".

Unas palabras que contrastan con la supuesta voluntad de EEUU que se dejaba entrever este miércoles para reiniciar los acercamientos con China y volver a la mesa de negociación.

Type Content Subcategory: