Internacional

La semana del 21 al 25 de enero estará cargada de acontecimientos o fundamentales internacionales con incidencias sobre los mercados.

Los inversores estarán reaccionando a las nuevas proyecciones del Fondo Monetario Internacional, que rebajó desde 3,7% hasta 3,5% su estimación frente al crecimiento económico mundial para este año, y de 3,7% a 3,6% para el 2020. Dicho ajuste se da, entre otras, por el impacto de la guerra comercial sobre el crecimiento global.

Adicionalmente, el mundo inversionista tendrá sus ojos puestos en el “Plan B” que presente la primera ministra del Reino Unido, luego de que el parlamento británico aplastara la semana pasada el Brexit presentado por Theresa May. “May debe presentar una propuesta modificada o el escenario más probable se enfocaría en: i) Conseguir una extensión del tiempo a la salida del Reino Unido (29 de marzo) y ii) Evaluar la posibilidad de un nuevo referendo”, indicó Davivienda Corredores en un informe de expectativas al mercado.

Entre tanto, la Zona Euro revelará cifras de confianza del consumidor, y el Banco Central Europeo tendrá su primera reunión de política monetaria del 2019.

Uno de los eventos más importantes de la semana será el Foro Económico Mundial. “Los agentes estarán atentos al comienzo del Foro Económico Mundial, que comenzará mañana en Davos Suiza y donde se reunirán los principales líderes en política, negocios y cultura. En esta ocasión no participará Donald Trump, dado que sigue al frente de las reuniones para conseguir re-abrir el Gobierno que completa ya 5 semanas en cierre parcial. Además, no estará presente Theresa May, Primer Ministro de Reino Unido, quien continuará al frente de las negociaciones del Brexit”, indicó Itaú Comisionista de Bolsa. 

En Colombia los fundamentales serán escasos. El Dane revelará cifras de importaciones y balanza comercial con corte al mes de noviembre de 2018. También entregará el Indicador de Seguimiento a la Economía ISE, que servirá para determinar parte del desempeño económica de Colombia durante el cuarto trimestre del año pasado.

 

Noticia Canal: 
ESTA SEMANA LOS MERCADOS ESTARÁN PENDIENTES DEL FORO ECONÓMICO MUNDIAL
Asignar a un cliente: 

 

Foto: Pixabay

Este lunes, Wall Street no opera este lunes por ser día festivo en Estados Unidos en conmemoración a Martin Luther King, por lo que no habrá información bursátil ni cambiaria en el país.

Por su parte, el pasado viernes,  el mercado accionario más importante del planeta cerró con ganancias y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, subió un 1.38%, en una jornada según señala EFE, de cierto optimismo debido a un posible acuerdo comercial entre Estados Unidos y China que podría acabar con la guerra arancelaria.

Según datos al término de la sesión en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones sumó 336.25 puntos, hasta los 24,706.35 enteros, mientras que el selectivo S&P 500 progresó un 1.32% o 34.75 unidades hasta 2,670.71 y el índice compuesto del mercado Nasdaq ganaba un 1.03% o 72.76, hasta los 7,157.23.

Todos los sectores económicos cerraron la jornada en verde y las subidas más importantes las protagonizaron las corporativas de energía, que ascendían un 1.93%, seguidas del sector industrial (1.86%) y del financiero (1.71%).

Type Content Subcategory: 
Noticia Canal: 
Wall Street permanece cerrado este lunes por celebración de día de Martin Luther King

 

Foto: Pixabay

La guerra comercial entre Estados Unidos y China está afectando más de lo previsto al gigante asiático y a la economía global. Según ha señalado ElPaís el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha rebajado sus perspectivas de crecimiento para este año en dos décimas, hasta el 3,5%, y podría ser más si la salida de Reino Unido de la Unión Europea se produce sin acuerdo o si el enfrentamiento entre las dos potencias se recrudece. Así las cosas, el Fondo espera que los bancos centrales tomen nota del nuevo escenario de riesgos y suavicen la normalización de sus políticas monetarias y, con ello, las subidas de los tipos de interés.

La expansión continúa pero se debilita más rápido de lo previsto hace apenas unos meses, según ha admitido este lunes en Davos la nueva economista jefe del FMI, Gita Gopinath. Y aunque la rebaja es modesta (dos décimas este año y otra décima para 2020, hasta el 3,6%) el creciente vínculo entre las tensiones comerciales y los mercados financieros en un escenario de endurecimiento de las condiciones financieras eleva considerablemente los riesgos a la baja para este ejercicio.

El enfriamiento económico aleja la subida de tipos de interés en la eurozona
El FMI alerta de un nuevo récord histórico de deuda mundial: más de 150 veces el PIB español

En el caso de España, las previsiones se mantienen sin variación en el 2,2% para este año y el 1,9%, para 2020.

“El comercio y la inversión se han frenado, la producción industrial fuera de EE UU se ha desacelerado y los índices de los gestores de compras se han debilitado, lo que apunta a un escenario general más débil. Aunque eso no significa que estemos en puertas de un es importante tomar nota de los muchos riesgos al alza que existen”, ha recalcado Gopinath. Entre esos riesgos, el Fondo pone el acento en la posibilidad de que Reino Unido salga de la Unión Europea sin acuerdo y una desaceleración mayor de lo previsto en China.

En 2018, las autoridades chinas emprendieron reformas para regular la actividad bancaria en la sombra y la inversión no presupuestaria de los gobiernos locales que frenó su ritmo de crecimiento, pero la escalada comercial con EE UU ha obligado a Pekín a revertir esas políticas y aprobar medidas de estímulo para suavizar el frenazo. Pero puede no ser suficiente. “Su desaceleración podría ser más rápida de lo previsto si continúan las tensiones comerciales y eso podría provocar ventas abruptas en los mercados financieros y de materias primas, como ya sucedió en 2015-2016”, advierte la economista jefe.

A esas amenazas se suma la incertidumbre que rodea la agenda política de los nuevos Gobiernos, como sucede en Brasil o en México, el cierre de la Administración en EE UU y las tensiones geopolíticas en Oriente Próximo y el Sudeste Asiático.

De ahí que el Fondo proponga una mayor cooperación internacional, una receta que está perdiendo adeptos a pasos agigantados. “La principal prioridad política es que los países resuelvan con rapidez y cooperación sus desacuerdos comerciales y la consiguiente incertidumbre política, en lugar de levantar dañinas barreras y desestabilizar una economía global debilitada”, ha apuntado Gopinath.

Entre los países desarrollados, es la zona euro la que sufre una revisión mayor de sus perspectivas de crecimiento (tres décimas menos de lo previsto en octubre, hasta el 1,6%), debido a las dificultades del sector automotriz en Alemania (cuyo crecimiento cae seis décimas al 1,3%) y las renovadas tenciones financieras y soberanas en Italia, que apenas crecerá un 0,6% este año. En el caso de los emergentes, son Turquía y México los que apuntalan la rebaja de las previsiones, al pronosticar una recesión mayor de lo previsto en el primero y una caída de la inversión privada, en el segundo. Es significativo que en el caso de México, con un nuevo Gobierno desde el pasado mes de diciembre, el FMI prevea una desaceleración (de cuatro décimas este año y medio punto el que viene, al 2,1% y 2,2% respectivamente) y para Brasil, cuyo nuevo Ejecutivo tomó posesión el pasado día 1, confíe en que la recuperación se mantenga (con un crecimiento del 2,5% este año, una décima más de lo previsto, y un 2,2% para 2020, una décima menos).

Después de años fuera del foco, tras el esencial protagonismo que mantuvieron durante la Gran Recesión, el Fondo lanza una advertencia a los banqueros centrales, que este año están ausentes de Davos. “La política monetaria en las economías desarrolladas debería seguir normalizándose con cuidado. Los principales bancos centrales están al tanto del momento de desaceleración y esperamos que calibren sus próximos pasos en línea con estos acontecimientos”, ha señalado Gopinath. Un argumento que, salvando las distancias, se aproxima a las declaraciones del presidente estadounidense Donald Trump al criticar las subidas de tipos de la Reserva Federal y que recoge el sentimiento del mercado de que no habrá nuevas alzas del precio del dinero en EE UU en la mayor parte de este ejercicio.

Type Content Subcategory: 
Noticia Canal: 
Por guerra comercial, FMI rebaja proyección de crecimiento mundial

Foto: Pixabay

Las acciones en Asia subieron el lunes, según afirma Bolsamania, extendiendo las ganancias de Wall Street de la semana pasada. El entusiasmo de los compradores se ha visto impulsado por las renovadas esperanzas de progreso en la resolución de la disputa comercial entre los EE.UU. y China. Las acciones subieron en Shanghai y Hong Kong a pesar de las noticias de que la economía de China creció a su ritmo más bajo en tres décadas el año pasado.

El índice SHCOMP compuesto de Shanghai sube un 0,5% y el índice Hang Seng de Hong Kong un 0,4%. El índice Nikkei 225 de Japón, NIK subió un 0,26%.

China anunció el lunes que su economía se expandió un 6,6% respecto al año anterior, en comparación con el 6,9% de 2017. El crecimiento en los tres meses que finalizaron en diciembre se enfrió al 6.4% con respecto al 6.5% del trimestre anterior. Los líderes comunistas de China están tratando de llevar a China a un crecimiento más lento y más autosuficiente basado en el gasto del consumidor en lugar del comercio y la inversión. Pero la desaceleración ha sido más aguda de lo esperado, lo que llevó a Beijing a facilitar los controles de préstamos y aumentar el gasto gubernamental para apuntalar el crecimiento y evitar pérdidas de empleos políticamente peligrosos. Los datos mediocres generaron esperanzas de una mayor acción política.

Type Content Subcategory: 
Noticia Canal: 
Mercado accionario asiático inicia semana en terreno positivo

 

Foto: Pixabay

La economía china creció un 6,6 % en 2018, dato que, según señala EFE, pese a superar las expectativas marcadas por el Gobierno de alrededor del 6,5 %, supone el peor registro desde 1990 y devuelve al país a la senda de la desaceleración.

La Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) hizo públicos estos datos en una rueda de prensa celebrada hoy en Pekín, en la que su director, Ning Jizhe, aseguró que la desaceleración de 0,2 puntos porcentuales con respecto a 2017 era algo "esperado" debido al "complejo entorno doméstico e internacional".

Estos datos oficiales suponen que China regrese a la desaceleración económica en la que está inmersa desde 2008, una década en la que China tan solo registró mejoría en su tasa de crecimiento económico anual en dos ocasiones: 2010 (10,6 %) y 2017 (6,8 %).

un incremento del 9,69 %.

Uno de los principales datos ofrecidos por la ONE es el avance del consumo como impulsor del crecimiento económico, uno de los pilares clave del cambio de modelo que propugna Pekín: pasó del 58,8 % de 2017 al 76,2 % de 2018.

Ning apuntó que el consumo "apoya al crecimiento sólido, estable y firme", y que se deriva de una mayor disponibilidad de fondos para los ciudadanos: la renta per cápita media del país se situó en 28.228 yuanes (4.158 dólares, 3.656 euros), un 8,7 % más en términos nominales que en 2017 y un 6,5 % más tras ajustarlo a la inflación.

Así pues, como era de esperar, el sector terciario fue el que más avance registró en 2018, con un 7,6 % que, sin embargo, es 0,4 puntos porcentuales menor al dato del año anterior; el sector secundario avanzó un 5,8 %, y el primario, un 3,5 %.

Las ventas minoristas aumentaron un 9 %, con más protagonismo en términos de avance de las zonas rurales (10,1 %) que en las urbanas (8,8 %), aunque, por valor, éstas últimas siguen suponiendo el 85,5 % del total.

Las ventas a través de internet aumentaron un 23,9 % con respecto a 2017, cifra nada desdeñable pero que también denota desaceleración, puesto que el registro de ese año fue 8,3 puntos porcentuales mayor.

Preguntado acerca del impacto de la guerra comercial con Estados Unidos, el director de la ONE reconoció que ha afectado a la economía china, especialmente en el último trimestre: "la disputa está dañando a ambas economías (...) pero conseguimos mantener estable nuestra operativa y hacer progresos".

Ning también habló de los esfuerzos del Ejecutivo por reducir el exceso de capacidad, tema sobre el que se limitó a apuntar que "siguió habiendo progresos y se cumplió con el objetivo antes de tiempo", aunque, por ejemplo, la producción de carbón aumentó un 5,2 % hasta las 3.550 millones de toneladas, el mayor dato desde 2015.

Por otra parte, la producción industrial se incrementó un 6,2 %, la inversión en activos fijos subió un 5,9 % y la inversión inmobiliaria aumentó otro 9,5 % durante 2018.

La consultora Capital Economics planteó dudas sobre la credibilidad de estos registros: "los datos oficiales del PIB han sido demasiado estables en los últimos años como para ser una guía fiable del rendimiento económico de China".

Sin embargo, el analista de la firma Julian Evans-Pritchard apunta que, pese a que "el crecimiento económico siguió débil de acuerdo a patrones anteriores, se sostuvo mejor de lo que muchos pensaban, en parte gracias a la recuperación en el gasto en infraestructuras promovido por las políticas".

La ONE también hizo públicos los datos demográficos de 2018: la población sumó 5,3 millones hasta los 1.395,38 millones de personas, de las que el 59,6 % viven en zonas urbanas.

Asimismo, se divulgó que el número de nacimientos fue de 15,23 millones -11,6 % menos que en 2017- y que el número de personas mayores de 60 años supone el 17,9 % de la población total.

El objetivo de crecimiento para 2019 no se divulgará hasta la sesión de la Asamblea Nacional Popular (ANP, Legislativo) del próximo marzo, aunque los analistas lo sitúan entre el 6 y el 6,3 % y apuntan a un mayor debilitamiento durante el primer semestre, seguido de estabilidad en el segundo.

Ning aseguró que el Gobierno tiene "toda la confianza en poder mantener un rendimiento económico estable dentro de un rango razonable en 2019" y, preguntado por la tendencia a la baja de la inflación, descartó llegar a una situación de deflación este año.

El director de la ONE es moderadamente optimista: "el entorno exterior es más complejo y peligroso en 2019. Hay desafíos pero también oportunidades. Tenemos que poner las cosas en perspectiva: la economía mundial se desacelera, pero China sigue siendo el principal contribuidor al crecimiento global. La economía china es resistente y tiene los recursos para superar las dificultades".

Type Content Subcategory: 
Noticia Canal: 
Pese a superar expectativas, PIB chino registró su peor dato desde 1990

Este viernes, Andrés Pardo, quien tomó posesión como viceministro general de Hacienda en el Gobierno del Presidente Iván Duque, confirmó que con el fin de reforzar el equipo económico del Palacio de Nariño, saldrá del cargo para ser asesor presidencial. 

Pardo es experto en temas fiscales y tiene una gran trayectoria en temas relacionados con análisis y manejo de crisis económicas y financieras en mercados emergentes, en la creación e implementación de modelos de análisis de crédito soberano, en la realización de análisis macro de economías emergentes, entre muchos otros temas.

En su nuevo rol, Pardo se encargará de asesorar al Presidente Iván Duque en la coordinación y seguimiento de las políticas económicas nacionales e internacionales, y adicionalmente representar al primer mandatario en espacios fundamentales para consolidar la reactivación económica del país.

Es importante resaltar que esta decisión se hizo de manera consensuada entre el Señor Presidente de la República y el Ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla y obedece a la finalidad de reforzar el equipo económico de la Presidencia de la República.

Type Content Subcategory: 
Noticia Canal: 
Andrés Pardo pasará de viceministro general de Hacienda a asesor económico del Presidente Duque

Wall Street cerró hoy con ganancias y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, subió un 1.38%, en una jornada según señala EFE, de cierto optimismo debido a un posible acuerdo comercial entre Estados Unidos y China que podría acabar con la guerra arancelaria.

Según datos al término de la sesión en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones sumó 336.25 puntos, hasta los 24,706.35 enteros, mientras que el selectivo S&P 500 progresó un 1.32% o 34.75 unidades hasta 2,670.71 y el índice compuesto del mercado Nasdaq ganaba un 1.03% o 72.76, hasta los 7,157.23.

Todos los sectores económicos cerraron la jornada en verde y las subidas más importantes las protagonizaron las corporativas de energía, que ascendían un 1.93%, seguidas del sector industrial (1.86%) y del financiero (1.71%).

 

Type Content Subcategory: 

Foto: Pixabay

Este viernes, se conoció que el presidente de Estados Unidos Donald Trump y el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, se reunirán hacia finales de febrero para una segunda cumbre, a pesar de que la evidencia según señala Boomberg indica que Corea del Norte está avanzando en su programa de armas nucleares.

La Casa Blanca anunció la cumbre y el momento de la misma después de una reunión entre Trump y  Kim Yong Chol, un importante asesor del líder norcoreano y exjefe de espionaje.

La decisión de Trump de sostener otra reunión en persona -lo que eleva aún más el perfil global de Kim- resalta la confianza del presidente en que su participación personal y sus habilidades de negociación pueden cambiar el comportamiento de los regímenes recalcitrantes en formas que el apalancamiento tradicional y la diplomacia de los líderes anteriores de EE.UU. y sus propios emisarios no pudieron.

"El presidente Donald Trump se reunió con Kim Yong Chol durante una hora y media para hablar sobre la desnuclearización y una segunda cumbre, que tendrá lugar a finales de febrero", dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, en un comunicado emitido después de la reunión. "El presidente espera reunirse con el presidente Kim en un lugar que se anunciará en una fecha posterior".

Trump y Kim Jong Un celebraron su primera e inédita cumbre en Singapur en junio, la cual concluyó con un trato redactado de manera imprecisa que ambos lados interpretaron de manera diferente. Si bien Trump ha alabado la decisión de Kim de detener las pruebas de armas y desmantelar algunas instalaciones de prueba para evitar una guerra en Asia, estas decisiones no han impedido a Corea del Norte continuar con un programa nuclear que pone en riesgo a EE.UU. y sus aliados.

El análisis de imágenes satelitales y la inteligencia estadounidense filtrada sugieren que Corea del Norte ha lanzado cohetes y ojivas con tanta frecuencia como siempre durante el año desde que Kim detuvo las pruebas de armas y preparó el terreno para su primer encuentro con Trump. Un grupo de control de armamentos estimó que Kim ha ganado suficiente material fisible para unas seis bombas nucleares más, lo que hace que el total de Corea del Norte sea suficiente para fabricar entre 30 y 60.

Sin revelaciones e inspecciones, es imposible saber exactamente qué armas posee Corea del Norte.

Type Content Subcategory: 
Noticia Canal: 
Cumbre entre Donald Trump y Kim Jong Un será a finales de febrero

Foto: Pixabay

Según información revelada por Bloomberg este viernes, China ofreció embarcarse en un plan de compras de seis años para aumentar sus importaciones desde Estados Unidos, con el objetivo de reconfigurar la relación entre ambas potencias. 

Así las cosas, al elevar las importaciones anuales de bienes estadounidenses a un valor combinado por sobre US$1 billón, China trataría de reducir a cero para 2024 su superávit comercial, que el año pasado alcanzó los US$323.000 millones. 

En la mitad de una tregua de 90 días en la guerra comercial entre ambas naciones, acordada el 1 de diciembre cuando el presidente Donald Trump y su homólogo Xi Jinping, en una cumbre en Argentina, han habido pocos detalles de progreso en las negociaciones. 

Type Content Subcategory: 
Noticia Canal: 
China busca aumentar importaciones desde Estados Unidos

Foto: Pixabay

Este viernes, se conoció que la producción industrial estadounidense registró en diciembre pasado su mayor avance en diez meses, apoyado por un incremento en la producción de vehículos motorizados y otros bienes, lo que podría aliviar temores a una fuerte desaceleración en la actividad fabril. 

Al respecto la Reserva Federal (Fed) señaló que la producción industrial saltó 1,1% en el último mes de 2018, su mayor alza desde febrero. 

A su vez, según señala Reuters, las cifras de noviembre fueron revisadas al alza para mostrar un aumento de 0,1% en vez del nivel sin cambios que se había reportado inicialmente. 

Agentes del mercado esperaban un alza de la producción industrial de 0,3% para diciembre. 

Type Content Subcategory: 
Noticia Canal: 
En diciembre, producción industrial estadounidense registró su mayor avance en diez meses