En próximos 18 meses, startup tecnológicas españolas abrirán oficinas en Latinoamérica